Reseñas de cómics que merece la pena leer o tener en nuestras bibliotecas

jueves, 17 de abril de 2008

Seton vol. 3 (2): En la British Library


Otro episodio que me ha gustado del volumen 3 de Seton es cómo se introduce en la investigación en la biblioteca. Pide entrar en la British Library para revisar los libros y dibujos de los naturalistas. En principio se le niega el acceso por su edad, pero tras justificar su interés, se le permite usar la biblioteca, donde se sumerge con su entusiamo.

martes, 8 de abril de 2008

Seton, volumen 3: La difícil transicion a la vida adulta (1)

Muchas cosas me han llamado la atención del volumen 3 de Seton, dedicado especialmente a la persecución de Sandhill Stag, un gran ciervo que le hace conocer y amar más la naturaleza. La historia narra con gran autenticidad varias etapas de la vida de Seton que marcan su entrada, creo, en la edad adulta, como la interrupción de sus estudios de pintura, la vida sin recursos, la ruptura con su padre...

Un primer detalle que puede parecer anecdótico: Un encuentro en uno de sus paseos, siendo niño, con el naturalista W. Brodie, quien le aconseja llevar un diario, un cuaderno donde anotar sus hallazgos y observaciones, dibujando cada detalle y registrando sus datos.

En realidad los cuadernos de campo, viaje o bitácora han sido siempre un elemento muy importante de autoaprendizaje, y los blogs actuales serían una de sus versiones actuales. Seton siguió el consejo y los cuadernos de campo fueron un reflejo de su experiencia y el goce de la contemplación de la naturaleza, que los dibujos de Taniguchi reviven.

jueves, 3 de abril de 2008

El joven y el lince: Volumen 2 de las historias de Seton, el naturalista viajero

Este volumen, en el que Jiro Taniguchi dibuja el guión de Yoshiharu Imaizumi sobre las historias del naturalista Ernest Seton, se dedica a una etapa de formación del joven Seton, con quince años, cuanto tiene que sobrevivir en una cabaña en el bosque que es atacada por un lince hambriento, y mientras sufre un proceso febril muy grave.

Como siempre, los dibujos de Taniguchi son perfectos, llenos de detalles, y crean la atmósfera que permite sentir la natureleza, los sentimientos de los personales, los conflictos de la vida con intensidad pero con un cierto distanciamiento que ayuda a comprender tanto el afán de un lince por alimentar a sus crías como la lucha de Setón por defender su espacio.

El amor por la naturaleza, el aprendizaje de su observación y el disfrute de recrearse en ella están presentes en todos los dibujos, y como siempre es muy difícil abandonar el cómic hasta que llegamos a la última página con el sentimiento de que se haya terminado.

Para saber más, se puede leer el comentario de "Abandonad toda esperanza"