jueves, 26 de marzo de 2009

Historias color tierra, Los pequeños cuentos de mi madre, de Kim Dong-Hwa

Otra lectura coreana, también casual. Es un cómic en tres volúmenes, de los que saqué los dos primeros de la Biblioteca Regional de Murcia, y el tercero me lo compré hace unos días, para no esperar a conocer su final. Se compone de una sucesión de pequeños relatos, sencillos y exquisitos, a través de los cuales se conoce la relación y vivencias de una joven madre viuda y enamorada, y su hija, una niña que va creciendo hasta buscar y encontrar el amor.

Historias donde las flores y la lluvia se usan metafóricamente para expresar el amor, el deseo, la espera... Cuentos cuya gran sensibilidad y la belleza del dibujo hacen recordar en algunos momentos el estilo Taniguchi, combinando la sencillez con el preciosismo, la sensibilidad y la sensualidad.

El relato, que puede disfrutarse únicamente como una historia de amor, es a la vez reflejo quizás de un modo de ver la vida del pasado preindustrial: Un mundo rural, agrícola, en el que se vive apegado al trabajo del campo y las estaciones, en el que las mujeres guardan la casa y esperan un matrimonio que casi siempre es resultado también de la determinación de la tierra. Salir de este proceso natural y cíclico es una forma de buscar, de anhelar la libertad, que suele implicar el desplazamiento a las ciudades, la emigración, la industrialización, y con ello se vive un cambio de las formas de vida y el mundo, que aconteció durante el siglo XX.

El cómic refleja ese mundo, que es el de la abuela del autor, sin juzgarlo, realzando sobre todo la fuerza y sensibilidad de las protagonistas, madre e hija, recreando la belleza de la naturaleza, la lucha y a la vez la aceptación de las cosas, la vida en la infancia, el descubrimento de la sexualidad y el ejercicio de la maternidad de las mujeres. Todo con mucho encanto y ternura.

Reseña de Ramen para dos

3 comentarios:

Anónimo dijo...

la bicicleta roja lo has leído?.
Hay tantas novedades que no se por donde tirar, este tipo de comic pacífico y relajante me parece una gozada.
Un saludo
Miguel

José-Antonio Gómez-Hernández dijo...

No, no lo he leido aún. Lo sacaré de la biblioteca. Me tira un poco para atrás el que son 4 volúmenes... Es dífícil que sea tan bueno como Las historias color tierra...
Saludos

Sira dijo...

y es que el dibujo de estas historias es una preciosidad! yo acabo de leerlos casi de un tirón y los he difrutado de verdad. a mi también me han recomendado La bicleta roja, pero aún no los he leído.

un abrazo, Sira.