domingo, 31 de enero de 2010

Mi heroína, de Toni Carbos y Javier Cosnava

Mi Heroína, de Toni Carbos y Javier Cosnava trata de un dibujante de comics que siente su vida determinada por la adicción a esta droga. De una manera muy poética y sentida nos cuenta muchas de las formas a través de las cuales la heroína marca y forma parte de su vida. Se convierte en un relato biográfico muy auténtico, que mezcla tristeza, dolor, desesperenza y lucidez. Está muy bien.

lunes, 25 de enero de 2010

Dos detalles bibliotecarios de Aula a la Deriva

En la primera viñeta, la alumna se está documentando sobre unas setas que los hambrientos niños quizás podrían comer, pero que no saben si son de alguna especie conocida y comestible. La falta de referencias en fuentes de información hace que las consideraren una nueva especie, del tiempo futuro al que han llegado.

La segunda es una viñeta con un rasgo en cierto modo sexista. Gamo, el estudiante superdotado, se apoya en el conocimiento para resolver algunos de los problemas que les atosigan. Para ello va a la biblioteca, mientras las niñas cosen las ropas rotas con su propio pelo...

(perdón por el torcido escaneado)

sábado, 23 de enero de 2010

Aula a la deriva, un clásico del cómic de terror, de Kazuo Umezu

Bien, ya me he leido los cuatro volúmenes publicados hasta ahora de Aula a la deriva, de Kazuo Umezu. Falta el quinto, que deseamos ver publicado en breve por Ponent Mon.
Es una obra extraordinaria, son más de mil quinientes páginas con una sucesión desbocada de acontecimientos, casi todos terribles. Terrorífico es ver transformarse a miles de niños en asesinos, víctimas o supervivientes. Los alumnos de un colegio y sus profesores aparecen misteriosamente en un mundo futuro, desolado y desértico del que son los únicos habitantes. Sus familias y su mundo ha desaparecido, y comienza una nueva vida en la que sobrevivir es luchar con los otros por el alimento, organizarse, afrontar enfermedades, sufrir la locura o la maldad... Los niños y sus maestros son capaces de todo tipo de atrocidades: se pueden intentar quemar, crucificar o machacar en el momento en el que el miedo los convierte en rivales o peligros. Se trata de reorganizar un mundo entre tendencias heróicas, suicidas, malvadas o ruines.
Es una obra de la que se hizo una película en los años ochenta, que merece la pena leer. El dibujo es realista y un poco expresionista, recordando un poco el estilo de Tatsumi. La historia logra agobiar e impresionar, pero esperemos que la esperanza aparezca en el quinto volumen...

Más información del cómic en Wikipedia (en inglés).

Prototipo, de Ralf König

Ralf König hace en Prototipo un repaso irónico y simpático al Génesis a través del diálogo con Dios de un Adán todavia sin configurar y la serpiente. De las perplejidades iniciales se va pasando a un cuestionamiento apoyado en el pensamiento de referentes de la cultura universal como Sócrates, Platon, Aristóteles, Giordano Bruno, Descartes, Galileo, Newton, Kant, Feuerbach o Nietzsche. De modo que va confrontando de modo divertido la visión cristiana mundo desde la historia de la Filosofía, dándonos a morder algunas de estas manzanas del Árbol de la Ciencia.

Entrevista a Jiro Taniguchi con motivo de Un zoo en invierno

He encontrado en Youtube esta entrevista a Jiro Taniguchi a propósito de Un zoo en invierno. Está en dos fragmentos, y se hizo en la Fnac de Montparnasse en julio del año pasado. ¿Alguien se anima a subtitularlo?



lunes, 18 de enero de 2010

Sócrates el Semi-perro, 3: Edipo en Corinto (primera parte), de Sfar y Blain

Edipo en Corinto es el tercer volumen de la serie de Sócrates el semi-perro, de Sfar y Blain. Me apetecía mucho tener esta tercera revisión de los mitos griegos, tras Heracles y Ulises, y no me habría defraudado si la historia hubiera quedado completa. Es una relectura divertida, irónica, ocurrente, desenfadada y fresca de la historia de Edipo, pero de pronto se acaba a medio, y no sabemos cómo y cuando se completará.
No me gusta la omisión en cubierta o en catálogo de que la historia queda a medio. Se supone que es una estrategia editorial para empezar a vender una obra que los lectores esperan, aunque no esté acabada, y que quizás se pensarían comprar sin saber cuantos volúmenes la componen. Pero sería más elegante no ocultarlo, pues nos podemos sentir descepcionados o engañados. El lector no tiene forma de saber antes de comprarlo que es una primera entrega de esta tercera historia del personaje, de modo que habrá que esperar para saber cómo el filósofo Sfar deconstruye la historia...

miércoles, 13 de enero de 2010

Un zoo en invierno, de Jiro Taniguchi

En "Un zoo en invierno" Jiro Taniguchi nos cuenta una etapa de su vida a lo largo de la cual va entrando en la edad adulta: salir de casa, empezar a trabajar, entrar como ayudante en un estudio de manga, enamorarse, dibujar la primera historia propia y lograr publicarla.

La mayoría de lo que se nos cuenta son experiencias propias de la adolescencia y muy corrientes, nada de particular: un primer trabajo, alguna juerga, un fuerte enamoramiento, algunas dudas sobre el propio trabajo, los sentimientos, la separación de la familia y el deseo de dedicarse al cómic....

El encanto de este cómic viene de la sensibilidad con que se nos cuenta esos pequeños hechos de la vida del autor, la autenticidad. El autor es sincero a la vez que discreto en el relato, muestra sus dudas e incertidumbres, se muestra tímido e inseguro en las relaciones, a veces expresa su envidia o su admiración. Se presenta como él cree que lo ven los demás: aún poco adulto, a veces temeroso pero abriéndose a la vida, alguien que se debe dejar aconsejar o conducir todavía pero que se va afianzando.

Frente al torbellino que era la introducción juvenil de Tatsumi en el manga según Una vida errante, aquí esa pasión está más contenida, se opta más por ganar oficio y ejercitarse que por innovar: dibujar animales en el zoo, perfeccionar el estilo, aprender a realizar fondos o a dibujar la figura humana. En estas dos biografías de juventud se refleja el carácter y el modo de abordar el dibujo y las temáticas de estos dos maestros. El relato de Tatsumi es sistemático, objetivo, completo, realista, casi enclopédico; Taniguchi nos deja solo unas pinceladas, unos capítulos de su vida, que también nos dejan comprenderlo, pero de una manera más poética que racional, más esbozada que descrita en detalle. En Un zoo en invierno nos cuenta dos años de su vida, vemos su evolución personal y sus orígenes como dibujante, lo que lo hace entrañable. Pero nos deja con ganas de saber más, de seguir leyendo. Quizás por eso sabe a poco.

martes, 5 de enero de 2010

El brillo del gato negro, de Antonio y Laura Altarriba

El brillo del Gato Negro de Laura y Antonio Altarriba reúne dos historias que combinan erotismo y muerte, ambientadas una en la China tradicional y otra en la Italia renacentista. Muy bien dibujadas y resueltas, y prologadas por Horacio Altuna.

viernes, 1 de enero de 2010

Yossel, de Joe Kubert

Yossel: 19 de abril de 1943, de Joe Kubert es un comic impresionante, que cuenta lo ocurrido en el Gueto de Varsovia durante la ocupación nazi. El hilo del relato es la visión de un joven dibujante judío que lo sufrió, participando en su sublevación.
En la introducción, el autor explica que él tuvo la suerte de que su familia decidiera irse de Polonia a Estados Unidos unos años antes de los acontecimientos, y en cierto modo sitúa al protagonista como su otro yo si no hubiera logrado su madre embarcarlo recién nacido, en 1926, hacia su nuevo país. El dibujo se convierte en pasión, obsesión y medio de expresar y liberar el sufrimiento experimentado por el protagonista durante los hechos, y para el autor una forma de reconocimiento, de ejercicio de memoria histórica sobre estos horribles acontecimientos.

La vida es buena si no te rindes, de Seth

La vida es buena si no te rindes, de Seth, es la historia del propio autor investigando la vida de un dibujante del que encuentra casualmente algunas viñetas. A lo largo de la búsqueda va dejandonos su visión del mundo, que destila nostalgia, cierta tristeza, añoranza del pasado, melancolía y algo de pesimismo...
El dibujo a dos tintas, los edificios nevados, los paisajes, acompañan el ánimo que Seth nos quiere transmitir. Una actitud contemplativa pero a la vez perseverante aunque sea en su necesidad de reconstruir y añorar el pasado.
Una buena reseña en El Francotirador