Reseñas de cómics que merece la pena leer o tener en nuestras bibliotecas

miércoles, 23 de marzo de 2011

Consumido, de Joe Matt


Joe Matt es uno de los autores de cómic de género autobiográfico que más me gustan, y de hecho estaba deseando ver en el expositor de novedades Consumido, su última obra, que edita Fulgencio Pimentel. En Consumido el autor sigue construyendo el personaje de sí mismo, al que atribuye con exceso defectos y debilidades de las que más cuesta habitualmente reconocer, y que él muestra descarnadamente. La tacañería y mezquindaz incluso con sus dos únicos amigos, fieles a pesar de todo: Chester Brown y Seth. Las obsesiones y manías como la repetición compulsiva de la masturbación y la recopilación de fragmentos de escenas de películas porno... Pero más allá de estas circunstancias, Joe Matt nos habla de su incapacidad para organizar su vida, su desorientación, su soledad, sus tendencias autocompasivas alternadas con sentimientos de culpa, su ansiedad y frustación por la dificultad para dibujar, con el paso de la vida o el fracaso en encontrar una pareja que lo saque de alguno de estos pozos. Todo ello dibujado y narrado de modo que se sigue con gran interés.
Una valoración que me ha gustado en Entrecomics

lunes, 21 de marzo de 2011

Desconectados, de Calo

 Desconectados, de Calo, incluye dos historias: la primera y más extensa, que da título al album, es una historia de dos amigos que entran en el videochat de una chica rusa que llega engañada a España. La segunda, "Rehacer mi vida", es el relato de los desencuentros amorosos del protagonista con su antigua novia y otras chicas. Con este sencillo esquema el autor consigue un comic en su línea, que aunque no evade tema peliagudos como las relaciones amorosas y sus dificultades, el sexo en Internet, las crisis personales, la soledad o la frustración, lo hace con un tono amable y comprensivo y un dibujo bonito. Quizás sin mayor trascendencia pero bien tramado y de lectura muy agradable.

sábado, 12 de marzo de 2011

Los años dulces, volumen 1, de Jiro Taniguchi



Los años dulces es la nueva obra de Jiro Taniguchi en Ponent Mon. Es la adaptación de la novela "El cielo es azul, la tierra blanca", de la autora japonesa Hiromi Kawakami. La novela está publicada en español por Acantilado.
En este primer volumen, la mujer protagonista lleva una vida solitaria, y se encuentra al final de la treintena. Un día coincide casualmente y reconoce a un antiguo profesor, que vive también una vida solitaria tras su divorcio, y ya ha superado los setenta años. Empiezan a reunirse en el mismo bar para beber sake y comer, y la sucesión de los encuentros parece que va a producir un enamoramiento. Diálogos contenidos, paseos, pequeñas discusiones se van sucediendo y se nos va contando de modo intimista, principalmente desde el punto de vista de la chica. Una historia muy apropiada para el estilo de Jiro Taniguchi: la expresión contenida de los sentimientos, el ritmo tranquilo de las cosas, la vida cotidiana... Asi que habrá que esperar que llegue pronto el segundo volumen para disfrutar la continuación y final de la historia. Salvo que me anime a leer la novela, que es lo que creo que haré por ahora.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Chico & Rita, de Trueba y Mariscal (el cómic)

La película Chico y Rita es una obra con encanto, el homenaje a la música cubana, al jazz, al cine de los años cuarenta, a la vida en La Habana.... El colorido conseguido, la sensualidad y el ritmo hacen muy agradable verla.
Con el cómic de igual título, Chico y Rita, de Trueba y Mariscal, sufri en cambio una pequeña decepción; lo leí antes de ver la película para no estar condicionado, pero me pareció que le faltaba algo. Quizás la ausencia de la música (como el mismo Mariscal reconoce), quizás el ser una obra derivada de otra, por más que haya un intento de adaptar el lenguaje del cómic y no hacer una mera transcripción de la imágenes del film en viñetas. Pero no se, no me convenció. Todo lo contrario que la película.

Quizás otro de los productos derivados, un libro de lujo con imágenes que incluye también un dvd y el disco de la banda sonora sea más apropiado como complemento de la luminosa película para el coleccionista.