viernes, 31 de agosto de 2012

Blast 2, el apocalipsis según San Jacky, de Manu Larcenet

La lectura de Blast 2, el apocalipsis según San Jacky, de Manu Larcenet no defrauda, cerrando la historia que comenzó en Blast, bola de grasa. A través del interrogatorio buscando su confesión de un crimen, Polza va rememorando su vida como vagabundo por los fríos campos franceses, entre la alucinación, el alcoholismo y el "blast", acentuado por la heroína. Pero a la vez irá guiando a los policías hacia el conocimiento de la verdad, a través del encuentro con otro vagabundo, camello, violento  y amante de los libros..

Y por el camino se va desgranando muchas intuiciones, con un dibujo también muy complejo pero que ha terminado atrapándome. Una obra que creía demasiado difícil para mí, pero que al final he disfrutado dentro de la dureza de su temática.


martes, 28 de agosto de 2012

Max y Moritz: una historieta en siete travesuras, de Wilhelm Busch

Max y Moritz: una historieta en siete travesuras, de Wilhelm Busch, es el cuento ilustrado de las siete travesuras -malvadas- de los dos protagonistas. Recuerda en cierto modo a otro precedente de los cómics, las aucas o aleluyas que se recitaban en verso para narrar historias dibujadas.
Esta edición de Max y Moritz, publicada por Impedimenta, está muy cuidada, así como la traducción.
Obra por tanto que se suma a las que se consideran precedentes fundamentales del arte secuencial.

Éxito para perdedores, de David Cantolla

Éxito para perdedores, de David Cantolla y Juan Díez-Faes, es la historia de la caída de Teknoland, una de las empresas tecnológicas españolas pioneras durante los años noventa. Y es a la vez una historia sobre el emprendedurismo y la capacidad para superar las situaciones adversas y rehacerse.

Cuando se empieza a hablar de un nuevo estallido de la burbuja punto.com o crecen las dudas sobre el valor económico de Facebook y el resultado de su sobrevalorada salida a Bolsa, este comic me ha resultado muy instructivo, si bien produce la triste conclusión de que los errores se repiten con demasiada frecuencia.

David Cantolla, que fue uno de los socios fundadores de Teknoland, cuenta en primera persona cómo sufrió el hundimiento de su empresa en 2001, en el contexto de su compra por Terra y la crisis que sufrieron aquellos años las empresas basadas en Internet, lo que se consideró una primera gran burbuja tecnológica. Al margen del detalle con que se nos cuenta hacia atrás la historia, marcada por el incumplimiento de Terra reconocido años después en los tribunales, se explican muy bien las circunstancias y factores del ascenso y caída de aquella primera oleada de empresas punto.com.

No llega a ser un ajuste de cuentas, aunque se hace una valoración del papel positivo o la toxicidad de distintos personajes-tipo para los proyectos empresariales, y en cierto modo es una lección sobre cómo aprender de las dificultades, a través de los dibujos de Díaz-Faes. Nos deja el deseo de ver continuar la historia, de cómo se iniciaron nuevos proyectos creativos y empresariales, entre los que se destaca la puesta en marcha a través de Zinkia de la serie de Pocoyó.

Una muy amplia reseña en rtve, así como en Yorokobu.



viernes, 24 de agosto de 2012

El aprendizaje de la lentitud, de Pere Joan

El aprendizaje de la lentitud, de Pere Joan, es una crónica del viaje que tuvo la oportunidad de hacer el autor junto a otras treinta personas de distintas profesiones y entornos recorriendo el río Paraná desde Buenos Aires hasta Asunción. El fin era transmitir una nueva imagen de este ría para protegerlo. La experiencia da lugar a este libro en que el autor va contando sus reflexiones, nuevos puntos de vista o miradas generados durante esta experiencia.

Reportajes, de Joe Sacco

Reportajes, de Joe Sacco, reúne varios trabajos con finalidad periodística y de denuncia de este autor, que afirma no ser objetivo pero sí honesto al contarnos la injusticia, el sufrimiento, la persecución o la guerra.

Un juicio por el genocidio serbio en la guerra de los Balcanes, Palestina, las situación de las mujeres chechenas refugiadas en Ingouchie, un recorrido embarcado junto a los soldados americanos e iraquíes, los inmigrantes "indeseables" o temidos al llegar a Malta en patera. Y una descripción sobre  la vida de  extrema pobreza de los dálits, el escalón más bajo en el sistema de castas de la India, los Intocables.

Un trabajo admirable por su rigor y el compromiso con el débiles y con la voluntad de comprender, impulsor de un nuevo comic periodístico.

Dos recomendaciones sobre este autor, la entrevista en Rtve o la nota de Altares en los Papeles Perdidos de El País.com.

Acordes y desacuerdos, de Régis Hautière y Antonio Lapone

Acordes y desacuerdos, de Régis Hautière y Antonio Lapone es una historia de amores entrecruzados y desencuentros ambientado con el telón de fondo del mundo del jazz, al que tanto le van estas historias. Dibujo y color muy agradables para contarnos lo ya sabido pero que siempre gusta volver a ver y escuchar.

Bienvenida Singeon (vol.1), de Marguerite Abouet

Bienvenida Singeon (vol.1), de Marguerite Abouet, comienza una nueva serie de esta historietista que nos encantó con Aya de Yopougon.

Aquí se trata de seguir a la protagonista, una estudiante de Bellas Artes que se esfuerza por vivir entre sus escaseces económicas, sus problemillas con algún profesor, su pequeño piso compartido... creo que será también una obra con encanto, así que esperaremos la continuación.

jueves, 23 de agosto de 2012

1968: un año de rombos, de Juan Álvarez

1968, un año de rombos, es la nueva obra de Juan Álvarez, publicada por Ediciones de Ponent.

Este trabajo supone un cambio muy significativo en la obra de Juan. Aunque mantiene una  coherencia de estilo (historias breves autoconclusivas, un dibujo de línea clara, una mirada tierna a los personajes donde el humor tiene tono irónico...), por primera vez se acerca a lo biográfico, el recurso a sus propias vivencias.

El autor ha hecho un esfuerzo de memoria personal, situándonos en 1968, cuando con 8 años vivía su infancia en su pueblo, Mula.

Más que un ejercicio autobiográfico es un intento de introspección, de evocar recuerdos olvidados por triviales, pero que fueron haciéndole ser lo que ahora es. Que lo empezaron a hacer consciente del amor o la muerte.

 El hilo conductor de esta sucesión de momentos infantiles -el circo, los juegos, la tienda familiar, el pueblo, la relación con los padres...- es la televisión, que en aquellos años iba llegando a los hogares.

Una televisión que empezaba a ocupar un espacio central en el salón, siendo un reflejo de la sociedad de esos años. Y que incluía con frecuencia dos oscuros rombos que indicaban lo prohibido, pero que atraían al niño deseoso de descubrir las cosas de la vida que se empeñaban en ocultarnos.

Juan conecta sus recuerdos con los programas que llegaron ese año a las pantallas, construyendo una obra divertida, que ilustra la época casi final de la Dictadura, la vida de pueblo en una España muy alejada de las inquietudes que afloraban en el mayo francés. Y al contarnos sus anécdotas nos hace compartir su infantil inocencia, que le gusta no haber perdido del todo, y nos ayuda a recordar la nuestra.

Mi viñeta favorita es, como no, ésta en que recuerda su descubrimiento de los tebeos en la biblioteca de Mula, gracias a su hermana. Algo que me suena, pues me ocurrió lo mismo por esos años en el pueblo de mi padre, donde pasaba los veranos entre tebeos de la biblioteca. A Juan este descubrimiento lo hizo dibujante, a mi bibliotecario.

Una fotografía de Luis Urbina del día de la presentación, para Campus Digital

domingo, 19 de agosto de 2012

Amores minúsculos, de Alfonso Casas

Amores minúsculos, de Alfonso Casas entrecruza tres historias de enamoramiento de sus protagonistas, que tienen el encanto de su fugacidad y de la casualidad en que se generan.
Muy buena reseña en Rtve de Jesús Jiménez

Ausencias, de Ramón Rodríguez y Cristina Bueno

Ausencias, de Ramón Rodríguez y Cristina Bueno, es la historia de los años en que el primero, actual cantante de The Raemon, tenía una especie de desmayos epilépticos. Con naturalidad vamos viendo su infancia, cómo aparece la afición a la música, la preocupación de los padres, cómo hace una  ‘arqueología familiar’ con un tono agradable.

Ana e Historias Tristes, de Gabriel y Francisco Solano

Ana e Historias Tristes, de Gabriel y Francisco Solano  recoge las historietas dibujadas por Francisco Solano a partir de los guiones de su entonces joven hijo Gabriel, en los años setenta. Tuvieron que salir de Argentina para evitar la persecución de la dictadura, y aquí Francisco, conocido sobre todo por dibujar El Eternauta de Oesterheld,  pone aquí todo su empeño en dar forma a los guiones juveniles y un poco recargados de su hijo.

Unos días en Francia: el encuentro de historietistas franceses y coreanos

Unos días en Francia es un trabajo colectivo en el que algunos dibujantes coreanos publican historias tras pasar unos días en Francia, junto a algunos colegas franceses. Me ha gustado por la ilusión que traslucen estas historietas, el trabajo creativo y la voluntad de intercambio cultural. Bonita experiencia que ya se ha hecho con resultados como China, también publicado por Diábolo, o Corea y Japón, que editó Ponent Mon.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Simiocracia, de Aleix Saló

Simiocracia, de Aleix Saló es una descripción sencilla, tocada de humor y directa de la crisis económica actual. Es una variedad de cómic en que las imágenes acompañan para explicar, sintetizar y reforzar el componente crítico del contenido textual.
Es una lectura muy rápida, que tiene su documentación detrás, que resultada divertida y  didáctica. Desde el paralelismo con la crisis de 1929 a un recorrido por los errores de los diez últimos años, vamos viendo cómo hemos llegado a la situación actual, marcada por la llamada crisis de la deuda.

Este "booktrailer" permite empezar a disfrutarlo:




Me ha gustado más que Españistán, que también tiene un buen video explicativo: