lunes, 8 de julio de 2013

El cuarto de Lautréamont, de Edith y Corcal

El cuarto de Lautréamont, de Edith y Corcal, está protagonizado por un escritor, Auguste Bretagne, que descubre en su habitación uno de los poquísimos ejemplares existentes de "Los cantos de Maldoror", escrito y editado por Isidore Ducasse, Conde de Lautréamont, que había ocupado ese cuarto hasta su muerte un año antes. En la ficción creada por los autores, Bretagne escribe lo que sería la primera "novela gráfica" de la historia bajo el título "El cuarto de Lautréamont", contando este relato de atmósfera romántica y gótica. La obra habría quedado olvidada para historia hasta que un hijo de la dibujante, Edith, encontrara en un mercadillo casero australiano una reedición de 1921 de la (en realidad inexistente) original de 1874, que en su tiempo se habría denominado "figuración poético-narrativa".