jueves, 31 de octubre de 2013

Pepe, de Carlos Giménez: volúmenes 1, 2 y 3

Pepe, de Carlos Giménez, es la biografía del primero, que fue dibujante de personajes como Vampirella, entre otros muchísimos trabajos publicados tanto en España como Gran Bretaña o los Estados Unidos.

Con una gran facilidad innata para el dibujo, Pepe captó enseguida la atención de la agencia Selecciones Ilustradas y dibujó todo tipo de encargos para ella, destacando por la belleza que lograba en sus personajes femeninos.

En la biografía de Carlos Giménez sobresale el enorme afecto y admiración con la que se cuenta. Quizás sintiéndolo poco reconocido, Carlos se vuelca en trasmitirnos su veneración por él, realzando su generosidad, su categoría como dibujante, su personalidad y liderazgo entre los amigos y colegas dibujantes...

Hasta los posibles elementos negativos (cierta desgana en su trabajo que limitó sus éxitos, el carácter muy reservado sobre su vida privada, el desinterés o la falta de perseverancia para profundizar en sus logros)... se nos cuentan como dimensiones entrañables del personaje.

Algo ya conocido pero que sigue resultando hoy chocante es lo que se llamaba entonces "documentación": usar calcadoras para copiar masivamente los dibujos, en este caso de Pepe, para producir rápidamente los personajes con los rasgos que tanto gustaban a los lectores de la época.

En los tres primeros volúmenes que llevo leídos conocemos la infancia, adolescencia y primeros años de trabajo de Pepe, la afirmación de su homosexualidad, centenares de anécdotas jocosas o vitales y el éxito llegado de los USA con sus dibujos de Vampirella. Se lee con verdadero placer, como todos las historietas de Giménez, por lo que estoy deseando poder leer los siguientes volúmenes que completarán esta biografía en cinco partes...

Se trata de un homenaje hecho por Carlos Giménez, con información dada por muchísimos amigos y colegas, para realzar la figura de de José González.

viernes, 25 de octubre de 2013

Piscina Molitor, la vida swing de Boris Vian, de Christian Cailleaux y Hervé Bourhis

Piscina Molitor: la vida swing de Boris Vian, de Christian Cailleaux y Hervé Bourhis, es  un cómic interesante, me ha introducido en la vida de Boris Vian. Una vida intensa, condicionada por un problema de corazón por el que acabó falleciendo prematuramente. Condicionante pero no determinante: vivió internsamente su actividad como escritor, su relación con la música, las relaciones amorosas... Fue a veces provocador o transgresor, aún a costa de sufrir inquinas reaccionarias.  Y se desahogaba nadando, a pesar de que el médico lo desaconsejaba.
En el cómic vemos pasar su vida desde la infancia hasta el final, en relación con personajes de la época como Yehudi Menuhin o Jean-Paul Sartre, mientras escribía obras como “Escupiré sobre vuestra tumba”,“La espuma de los días” o “La hierba roja”…. Merece la pena este cómic con que Impedimenta sigue su labor de edición de estupendos cómics biográficos: Virginia Woolf, Thoreau...

miércoles, 2 de octubre de 2013

La expedición Malaspina. Un viaje de doscientos años, de Luis Resines, Anita Bonilla y David Finch

La expedición Malaspina. Un viaje de doscientos años, de Luis Resines, Anita Bonilla y David Finch, es uno de los pocos cómics publicados por una Editorial Universitaria, en este caso en colaboración con Libros de la Catarata. La historia enlaza la original aventura de Alejandro Malaspina de hace más de doscientos años con la que recientemente de nuevo circunnavegó el planeta para estudiar cuestiones de diversidad, la oceanografía y el cambio climático, la nueva Expedición Malaspina. Y tiene un tono simpático y cercano, de divulgación científica, en cuya segunda parte cobra protagonismo el personaje de Mister Fish.

El caminante, de Jiro Taniguchi. Escena en la biblioteca

Increíblemente se me había pasado comentar en este blog El caminante, una de las obras maestras de Jiro Taniguchi. Es una pena que se haya agotado la magnífica edición de Ponent Mon.


En este cómic el protagonista es un hombre tranquilo y observador, que sale a pasear por el campo o la ciudad, muchas veces sin un objetivo concreto, más allá de disfrutar de los detalles, del paso del tiempo sin agobios.

Todo un lujo, que permite a Taniguchi dibujarnos detalles del paisaje, de los árboles, de los edificios y de la gente. Igual pasea al perro que han encontrado abandonado, que escala a un árbol para rescatar el avión enredado de unos niños.

Y en la secuencia que aquí tenemos nuestro protagonista está en la biblioteca buscando en un diccionario de conchas de los mares del mundo la especie de una encontrada en su jardín... Al mirar por la ventana siente el deseo de ir a nadar en la piscina que se ve a lo lejos, y aprovecha la noche para entrar en ella a escondidas y darse un baño libre y solitario, quizás celebrando el éxito en su búsqueda documental...

Es el personaje tranquilo y bondadoso de muchos cómics de Taniguchi, que acompaña al lector en su caminar invitándole también a mirar al mundo a través de sus detalles, y disfrutarlos relajadamente: Un contrapunto sano para fatiga informacional que muchos padecemos....