lunes, 17 de agosto de 2015

No debí enrollarme con una moderna, de Sebas Martín

No debí enrollarme con una moderna, de Sebas Martín, es una nueva historia de Peluche, en la que éste se adelanta a la crisis de los 50, se siente ignorado y acaba acercándose al ambiente hipster, que caracteriza sobre todo por el exceso de presunción y las poses siempre pendientes de las tendencias últimas. Presuntos modernos, farsantes de cualquier época en expresión de Carlos Boyero.

El cómic se recrea con humor en los conflictos personales del protagonista, mientras tiene que tener en casa a un padre insoportable. Eso sí, este gran dibujante, que ya nos visitó en el aula de cómic de la Universidad, tiene un espacio para situar a su personaje de visita por Murcia o por Totana, para acabar comiendo un poco más de la cuenta, como suele pasar.