lunes, 19 de diciembre de 2011

Un adiós especial, de Joyce Farmer

En Un adiós especial, de Joyce Farmer, nos cuenta los cuatro últimos años de vida de sus padres, Lars y Rachel, a los que va a atender a su casa. Se cuenta sin melodrama, con objetividad pero al mismo tiempo con sentiemiento, el progresivo envejecimiento, deterioro, enfermedad y muerte de esta pareja de ancianos que, como tantos, no quieren salir de su casa, resisten y se quieren aunque se gruñan. El en el caso de la madre se da un deterioro mental; en el del padre es un cáncer lo que finalmente le doblega, sin perder nunca la dignidad. Es una obra que se lee con emoción, que es conmovedora, que aunque refleje el dolor también nos da una lección vital, creo. La autora, a la que supuso un trabajo de diez años esta obra, da una lección de lucidez sobre el paso del tiempo, sobre las relaciones familiares, sobre cómo preocuparse de los otros.

No hay comentarios: