jueves, 26 de agosto de 2021

Mi vida en Cuba, de Juan Padrón

Mi vida en Cuba, de Juan Padrón, es la autobiografía inacabada del gran dibujante cubano, que quedó lamentablemente interrumpida por su fallecimiento a principios de 2020. El volumen recoge su vida hasta los años setenta, cuando regresa de un viaje a San Petersburgo, y es enormemente divertido por su combinación de ironía y ternura.
Hay que decir que además de contarnos su vida, Juan nos cuenta sintéticamente la de Cuba desde la llegada de sus antepasados desde Canarias: el final de la colonia, la dictadura de Batista y la revolución que dio lugar al régimen de Castro. Con ello vamos conociendo cómo se vive en el país, a la vez que vemos cómo se aficionó a hacer ocurrentes peliculitas caseras, el servicio militar, la relación con dibujantes como Jan... siempre con anécdotas reveladoras y certezas que trasmiten el buen humor y la lucidez que caracterizó a este prolífico autor del mundo del cómic, la animación y el cine.

lunes, 9 de agosto de 2021

Tatsumi, de Yoshihiro Tatsumi

Tatsumi, de Yoshihiro Tatsumi, es una nueva compilación de historias cortas de este maestro del manga, promotor del gekiga. Había leído buena parte de ellas en las ediciones previas -agotadas hace años- de Ponent Mon (La gran revelación, Venga saca las joyas) o La Cúpula (Infierno), si bien me parece que ahora se publican con una nueva traducción.
Muchos de ellos son relatos tremendos, muy duros, casi siempre protagonizados por hombres solitarios, desencantados o dolidos por algo para lo que no encuentran salida: el fotógrafo al que encargan fotografíar Hiroshima tras la bomba, el dibujante en crisis, el jubilado frustrado por su vida, el que se inspira en el destino de los escorpiones, el escritor que se compara con la mascota de su amante, el basurero que vive cuidando de su madre enferma y posesiva o el boxeador iracundo. Y cuando se trata de mujeres, suelen estar sometidas o limitadas a un rol sexual de supervivencia. 
En clave social son obreros o trabajadores abnegados o explotados del Japón de la posguerra, que viven en condiciones muy modestas, aislados, que no pueden ni saben disfrutar la vida. Tatsumi los presenta con toda su crudeza, sin juzgarlos. Magistrales y muy desasosegantes.

jueves, 5 de agosto de 2021

La cantina de medianoche. Tokyo stories (volúmenes 2, 3 y 4), de Yaro Abe

En estos volúmenes de La cantina de medianoche, de Yaro Abe, continúa el relato de las deliciosas anécdotas y vivencias de sus noctámbulos clientes. 
Ante la comida se dejan llevar por la sinceridad y nos cuentan sus problemas más íntimos, mezclándose drama y humor en una buena combinación. 
Hombres y mujeres en soledad, chicas y chicos de compañía, oficinistas, buscadores de amor, aficionados a las comidas deliciosas compartiendo encuentros accidentales...
Todos son igualmente aceptados y escuchados, y se sienten cómodos compartiendo menú: desde el ama de un club de sadomasoquismo a su cliente. 
A través de los encuentros en torno a la comida que todos paladean se conoce mejor la sociedad japonesa, a mucha gente de la noche que son ante todo personas corrientes con sus deseos y frustraciones. Que a veces buscan amistad, ser escuchada o que se le de el pequeño capricho de tomar unas salchichas de pescado o se le cocinen unas setas o un plato de cerdo con cebolla con un corte particular. 
Personajes que a pesar de sus extrañas dedicaciones o aficiones culinarias nos resultan muy creíbles, y conocerlos resulta entrañable y divertido. Con el cuarto volumen llegamos a los ciento trece capítulos, y a pesar de todo continúan resultando auténticas. Siguen aparenciendo nuevas comidas que los clientes piden porque les recuerdan un episodio de la infancia o un amor. Y todos los que van llegando son siempre acogidos y comprendidos, enseñándonos a tomar la vida con empatía y humor. 
Hasta el propio dibujante se permite en último volumen un par de apariciones para quejarse de lo que le cuesta dibujar algún plato de arroz o ser regañado.
El encanto de las historias ha hecho que también sea un éxito la serie en Netflix, ya con dos temporadas de Midnight Diner: Tokyo stories.

domingo, 1 de agosto de 2021

Eileen Gray: una casa bajo el sol, de Charlotte Malterre-Barthes y Zosia Dzierżawska

Eileen Gray, una casa bajo el sol, de Charlotte Malterre-Barthes y Zosia Dzierżawska, es una biografía de la gran renovadora del diseño industrail y el mobiliario.  Conocida sobre todo por su casa E-1027, hito de la arquitectura modernista que construyó en el sur de Francia, el cómic hace justicia dando a conocer la vida de esta artista, poco reconocida hasta hace poco.  
Con unos dibujos encantadores, el cómic nos muestra a una creadora libre, inquieta, curiosa y brillante, que quiso humanizar la arquitectura, hacerla más habitable y abierta a lo sensorial. 
La historia nos va permitiendo conocer su educación en una familia acomodada irlandesa, su formación en el lacado y diseño del mueble, su pensamiento y su determinación, y también sus relaciones con otros arquitectos famosos de los años veinte y treinta. Y con ellos se va reflejando el machismo de la época, pues que la relegaron o se aprovecharon de su obra, como ocurrió especialmente en el caso de Le Corbusier, quien además se permitió dibujar unos frescos en la casa.