domingo, 20 de enero de 2019

Guantánamo Kid, de Jéróme Tubiana y Alexandre Franc

Guatánamo Kid, del periodista Jéróme Tubiana y el dibujante Alexandre Franc, es la historia de Mohammed El-Gorani, un joven adolescente negro de 14 años que tras dejar Arabia Saudita para vivir como vendedor callejero fue secuestrado y vendido por el gobierno de Pakistán al de Estados Unidos. Su destino era ser recluido en la base militar de Guantánamo, en la que estuvo siendo torturando durante ocho años. Finalmente logró ver reconocida su inocencia -nunca acusado formalmente, sin derecho a abogado- y su relato nos permite saber algo más de lo que pasaba en aquella cárcel, aún abierta.
La historia de El Gorani no termina con su puesta en libertad, pues tuvo muchos problemas para ser reintegrarse a una vida normal, al estar marcado por sus antecedentes.
Un episodio vergonzoso de una etapa nefasta para los derechos humanos desde todo punto de vista, contado en un magnífico cómic, con un estilo en apariencia desenfadado, pero absolutamente veraz y documentado...

viernes, 18 de enero de 2019

La bestia, de Chaboute

La bestia, de Chabouté, es un magnífico relato negro, ambientado en un pueblo de montaña aislado por la nieve y en el que parece que una manada de lobos están atacando de forma sanguinaria. Una historia sórdida muy bien resulta por el solitario inspector que llega a investigar la muerte de un vecino, antesala de una situación que irá a peor, aún dejando algún resquicio para la aparición de la amistad....

martes, 8 de enero de 2019

El tesoro del cisne negro, de Guillermo Corral y Paco Roca

El tesoro del cisne negro, de Guillermo Corral van Damme y Paco Roca, es una reconstrucción del proceso seguido por representantes del Gobierno de España para lograr recuperar las monedas de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes. Extraídas ilegalmente por la empresa  de cazatesoros Odissey, fue necesaria una compleja investigación archivística para justificar el derecho español sobre los bienes hundidos en una acción bélica británica a principios del XIX.
La aventura se nos cuenta como una trama detectivesca con dimensiones políticas, con la intervención de servicios secretos, diplomáticos o expoliadores sin escrúpulos, y se nos dibuja con el encanto de siempre por Paco Roca, haciéndonos simpatizar con la sencilla pareja protagonista que consigue a pesar de todo recuperar nuestro tesoro.
Una bonita historia con referentes tintinescos -pero no solo, hay más realismo y toques periodísticos que nos recuerdan a Joe Sacco- que puede dar excusa para visitar el Museo Nacional de Arqueología Subacuática en Cartagena.

jueves, 3 de enero de 2019

Un ruido extraño y hermoso, de Zep

En Un ruido extraño y hermoso, Zep se acerca con una mirada comprensiva a la historia de un monje y le pone ante la duda de sus propias decisiones. Un cartujo que lleva más de veinticinco años sin salir de su convento ha de pasar unos días fuera para recibir una herencia en beneficio de su orden. Abandonar el silencio y la introspección y encontrarse en la ciudad con una joven enferma de cáncer con la que tendrá una brevísima relación supondrá una puesta en cuestión de su vida.

martes, 1 de enero de 2019

Yo, loco, de Altarriba y Keko

En Yo, loco Altarriba y Keko nos introducen en el mundo de las empresas farmacéuticas especializadas en medicamentos para salud mental. El planteamiento es terrorífico, sobre todo por su verosimilitud: un psicólogo con capacidad creativa pero algo trastornado se dedica a definir, nombrar y caracterizar potenciales patologías psicológicas que puedan generar nuevas necesidades farmacológicas, que incrementen el negocio de su multinacional. A partir de aquí una trama en la que se combinarán los fantasmas personales, el intento de denuncia de estas prácticas corruptas, las luchas de poder en la multinacional farmacéutica, los experimentos más crueles con enfermos mentales y muchos elementos más, bien articulados por Altarriba y fantásticamente dibujado por  Keko.
Nos dejan con ganas de leer pronto su próxima obra: Como en Yo, asesino, ponen la locura o la crueldad más irracional en la esfera de lo real, hacen creíble lo que en principio puede parecer paranoia, nos llevan hacia el límite de lo que se puede hacer por el deseo de poder, individual o colectivamente, y en el proceso nos hacen disfrutar la lectura.