lunes, 28 de mayo de 2012

Los ignorantes, de Étienne Davodeau


Un gran comic, Los ignorantes, de Etienne Davodeau. En él el autor nos relata su convivencia de un año con un viticultor, durante el cual ambos fueron aprendiendo el uno del otro a conocer, valorar y amar sus respectivos mundos.

Con esta excusa, Étienne nos hace pasear por la imprenta para conocer el proceso de edición y revisión de los cómics. Nos lleva a Salones de cómics franceses, nos habla de los autores (extraordinaria la conversación con Guibert a propósito de La guerra de Alan o de El fotógrafo), de sus motivaciones... hasta se atreve a poner en boca de su espontáneo amigo que Moebius le parece un pesado (¡Bien!).

Por su parte, el viticultor es un apasionado del vino hasta el extremo, y va enseñando y poniendo en práctica con el dibujante las tareas de la poda, la cava de las cepas, las catas de los vinos, la vendimia, el trasiego, la elección y fabricación de las barricas, la comercialización, la discusión sobre el cultivo ecológico, la composición de la tierra en que se produce el vino..., mil y un detalles en los que ambos se recrean, disfrutando de dos culturas milenarias: el vino y el dibujo.

Etienne Davodeau cambia con esta historia su temática, muy centrada en lo político y lo social, siempre con un compromiso con la verdad y la denuncia de las cosas: Lulú, mujer desnuda, La mala gente, Caída de bici, El testimonio, o otra de sus magníficas obras (también saldada por Ponent Mon): Ha muerto un hombre, que documenta exhaustivamente la historia de una película hecha por René Vautier a raíz del asesinato de un obrero durante unas manifestaciones en Brest a principios de los años cincuenta.

Lo que mantiene en esta obra es el tono sincero de los personajes, el deseo de coherencia y autenticidad en lo que hacen, sea dibujar, dibujar o cultivar la tierra, e ir transmitiéndonos sus sensaciones para que compartamos sus respectivas pasiones. Totalmente recomendable.

jueves, 24 de mayo de 2012

Pascal, la java bleue y Chagall en Rusia, de Sfar


Pascal, la java bleue y Chagall en Rusia han sido dos lecturas de Sfar coincidentes por casualidad. La primera la encontré entre otros títulos saldados por Ponent Mon, y la segunda la compré por el disfrute de este pintor durante su exposición en Madrid.  Sfar recrea la vida y las obras de estos dos pintores con su gran capacidad de dar vida a través del dibujo, el color y la aparente naturalidad (bien documentada) a la pintura, imitando a la vez que siendo muy libre y creativo con su estilo.  Los dos cómics son una manera estupenda de acercarse a estos maestros: Pascin en su larga etapa de libertad estilística y vital en Montpanasse, quizás distanciándose de su educación tradicional, y Chagall, vinculando como nadie su herencia cultural judía con la innovación y la vanguardia en el arte. Ambos por tanto vinculados por origen al mundo judío como el propio Sfar.  En mi opinión magníficamente recreados y descubiertos en estos cómics.


El azul es un color cálido, de Julie Maroh

El azul es un color cálido, de Julie Maroh reconstruye la vida de una chica fallecida muy joven y que deja un diario, que nos dará a conocer su destinataria, su pareja. Lo que nos cuenta es la iniciación a la vida y al descubrimiento de su sexualidad de la chica, que va comprendiendo con miedo e inseguridad su lesbianismo. El coste de reconocerlo y afrontar la relación deseada, con las dificultades familiares y sociales, se va relatando con fuerza y ternura.

Tonoharu, de Lars Martinson

Tonoharu, de Lars Martinson, es la historia de un chico estadounidense que se va de lector a Japón para enseñar inglés durante unos años en un instituto. Es una especie de Lost in translation, porque el muchacho se siente melancólico, entre compañeros indiferentes, dificultades con el idioma para comunicarse bien, cierta sensación de soledad y la vida en un pais que le resulta incomprensible.
Con sencillez se va contando sus esfuerzos por relacionarse, por entender la cultura o por preparar sus clases, en un comic sencillo pero simpático y que cuenta bien su historia.

lunes, 21 de mayo de 2012

En busca del tiempo perdido. A la sombra de las muchachas en flor (vol. 2) en versión de Stéphane Heuet

Todo va llegando y también ahora un nuevo capítulo de "En busca del tiempo perdido", en concreto la segunda parte de "A la sombra de las muchachas en flor", adaptado por Stanislas Brézet y  Stéphane Heuet, quien también lo va dibujando con el ritmo pausado que esta obra va marcando.

En ella, el joven Marcel termina de pasar el verano descubriendo el arte, la vida,  y sobre todo acercándose con timidez a las jóvenes que se pasean por la playa o los acantilados y que solo permiten relaciones según pautas heredadas y un lenguaje que hay que aprender a interpretar. Iniciación, plenitud contenida...

Un proyecto y un cómic muy ambicioso, revelador de la capacidad para la adaptación de la literatura al mundo de la historieta.

sábado, 19 de mayo de 2012

Yes we camp! Trazos para una (r)evolución

Yes we camp!, trazos para una (R)evolución es una recopilación principalmente de cómics, pero que también incluye textos de escritores y políticos en torno al movimiento social generado el 15 de mayo. Esta semana ha cumplido un año, y podemos ver  que marcó el inicio de un cuestionamiento de las formas tradicionales de participación ciudadana, que abrió la expectativa de una democracia más directa y comunitaria, que ha demostrado fuerza para denunciar la corrupción política y económica y de organizarse para luchar una sociedad con menos desigualdades.

En el libro colaboran desde Federico Mayor Zaragoza que defiende que seamos ciudadanos libres y no súbditos, liberados del miedo, al escritor Isaac Rosa glosando la experiencia de la autoestima social subida durante las acampadas, a Carlos Giménez, Pepo  Pérez, Santiago García, Pere Joan y muchos más dibujantes.

Y además se puede leer gratuitamente desde la web de Dibbuks.

Como complemento, otro estupendo libro sobre el 15M, que se presentó ayer en la Universidad de Murcia: El 15M como una de las bellas artes (El faro crítico), con la participación de Teresa Oñate y Amanda Núñez y la organización de ASEFI.

lunes, 14 de mayo de 2012

Sobre la lectura de comics... (y 5): Paco Roca

Y Paco Roca nos habla de las múltiples lecturas de los comics, diferentes cada vez que uno se acerca a ellos....


Sobre la lectura de cómics (4). Berrio y Charlie Adlard


En estos dos autores, Juan Berrio y Charlie Adlard destacan su simbiosis con sus creaciones.


Sobre la lectura de cómics.... (3). Jaime Martín y Bartolomé Seguí


Dos opiniones más, que abundan sobre el placer de leer comics, como una forma de pausa vital y relajación. son de Jaime Martín y Bartolomé Seguí.

Sobre la lectura de cómics... (2). La concepción del cómic de Miguel Brevia

Miguel Brieva en la guía de FNAC describe el cómic como una forma de convergencia de literatura y cine, libre de los costes de producción de éste. Es algo que por cierto, veo muy ilustrativo ante obras como La ciudad de Franz Maseerel


Sobre la lectura de cómics: las frases de los autores en la Guía FNAC 2012 (1)

La última guía de cómics de Fnac incorpora entre la reseña de novedades un total de doce dibujos sobre lo que supone para los autores el mundo del comic, por qué los leen o por qué les gusta crearlos.

Interesante recopilación, de la que dejamos alguna muestras aquí, pues no la he encontrado en la web de Fnac.


En éstas, Eddie Campbell, Mark Buckingham y Borris nos destacan el poder del cómic para crear historias de modo personal

sábado, 12 de mayo de 2012

Breve encuentro, de Jacobo Fernández Serrano

Breve encuentro, de Jacobo Fernández Serrano, es un cómic que realiza un acercamiento a la vida y a la obra del poeta gallego Lois Pereiro.  Está escrito y dibujado con respeto, cariño y admiración, logrando una convincente animación a la lectura de sus textos.

Poeta fallecido joven, con menos de cuarenta años, principalmente a causa de haberse intoxicado con el aceite de colza que en los años ochenta fue usado para adulterarlo y venderlo a gran escala como de oliva, provocando la enfermedad y muerte a muchos de los afectados.  Aceite que también se compró en el modesto piso de estudiantes en Madrid en el que se iniciaban al mundo Lois y sus amigos llegados desde Galicia.

El cómic incluye un texto de homenaje de Manuel Rivas, escrito al morir, en 1996, justo cuando se conocía la tardía sentencia sobre el caso de la colza.. Y sobre todo, en el cómic se recrea y dibuja muchos de los poemas y textos de Lois, lo que hace de este cómic una lectura lenta, que se disfruta y enriquece muchísimo. Yo lo tengo además con una dedicatoria del autor realizada durante el Salón del Comic.

El título homenajea la gran película de David Lean, que también da título a un poema de Lois, y que alude al azar, al destino...

Me ha quedado de Lois Pereiro la imagen de un hombre vitalista y luchador, inteligente y sensible, que veía en el arte y la cultura una vía para resistir, para evitar la tentación de la muerte y "reiniciarse" en el "conocimiento y en la transformación de mi alma extraviada". Emocionante




miércoles, 9 de mayo de 2012

Speak Low, de Montesol

Speak Low, de Montesol, es un fantástico cómic de este artista, creador de la revista underground Star y miembro del grupo El rrollo enmascarado en los años de renovación cultural vividos al acabar la Dictadura.

Tras muchos años dedicado a la pintura, vuelve con una historia centrada en la vivencia del dolor propio y de dolores heredados. El peor dolor, la muerte absurda de un hijo, el dolor no superado de los padres..., hasta que llega un inesperado renacimiento que abre a la esperanza.

Dibujado muy expresivamente, con mucha fuerza y sinceridad, tuve la suerte de verlo en el Salón del cómic y lo leí de un tirón. Merece la pena, y una manera de empezar a disfrutarlo es este pequeño vídeo con algunas de las imágenes y el fondo de Speak Low, el grandísimo tema de Kurt Weill.


martes, 1 de mayo de 2012

La máquina de Efrén, de Cristina Durán y Miguel A. Giner

La máquina de Efrén, de Cristina Durán y Miguel A. Giner Bou, es una nueva novela gráfica de estos autores, que nos cuentan el proceso que vivieron para adoptar a su segunda hija, en este caso una niña, Selam, que traen de África.

En un tono que me resulta muy natural, muy objetivo y lineal, van compartiendo el por qué de su decisión, influenciada también por su otra hija, Laia, las dudas y parones, las entrevistas y valoraciones de la entidad colaboradora en estos procesos de adopción internacional, el conocimiento de su futura hija, el viaje para la adopción, el encuentro y la acogida de la niña...

Muchos más detalles en la entrevista de Jesús Jiménz en Rtve

El año del conejo, de Tian

El año del conejo de Tian, comienza la historia de cómo la familia del autor sobrevivió al triunfo de los Jemeres Rojos en Camboya, en el año 1975. Justo tres días antes de que lo tuviera su madre, que debió de huir a punto de dar a luz dejando todo atrás para evitar ser víctima de los asesinatos masivos cometidos por este incipiente régimen que intentó destruir por burguesa la vida urbana, proponiendo la vuelta a una vida agrícola controlada de supuesta inspiración maoista.
La historia tiene un buen ritmo, un dibujo agradable y una buena documentación, así que me ha sido instructiva y agradable. Habrá que esperar los siguientes volúmenes de esta historia que nace con el apresurado abandono de Phnom Penh.

Otra puta novela gráfica, de Jorge de Juan


Otra puta novela gráfica, de Jorge de Juan, me ha gustado mucho. Bajo la excusa de buscar tema para una novela gráfica siguiendo las órdenes de su editor, el autor ironiza sobre las temáticas de las que abusan éstas, casi siempre orientadas a lo autobiográfico y diversos problemas sociales.
El autor parece encontrar su propia vía para diferenciarse de los demás, aunque al fin y al cabo también acaba haciendo lo mismo, una novela gráfica más. Lo original es que hace un repaso por las situaciones retratadas en otros cómics con mucho sarcasmo. Y nos anticipa el mismo esquema para otra historia próxima sobre el cine amateur.
La cuestión de fondo que este divertidísimo cómic plantea es dura, al plantearse si los autores abusan de la sensibilidad social para hacer sus historias, convirtiendo éstas en una cuestión de marketing.  Una buena llamada de atención; yo creo que en la mayoría de las obras actuales hay sinceridad, y por eso encuentran a los lectores, que también buscan sinceridad.